TOBA CALIZA



La toba caliza es una roca muy localizada en Cáceres, vinculado a las viejas calizas del Calerizo  y a sus procesos de erosión. Su aspecto es inconfundible: de color pardo-terroso, con aspecto sucio en ocasiones, y extremadamente porosa en la mayor parte de los casos, hasta el punto de crear grandes huecos vacíos en la propia roca.
Mineralógicamente, la toba caliza es esencialmente carbonato cálcico, pero con un proceso de formación muy particular.  El origen de estas tobas calizas en particular es muy reciente -no creemos que pase del Cuaternario, es decir, menos de un millón de años-  y no tiene nada que ver con las calizas paleozoicas del núcleo del sinclinal, excepto que una es origen de la otra. Estas tobas calizas son resultado de la deposición del carbonato cálcico que lleva disuelto el agua del Marco precisamente por provenir del núcleo calizo del sinclinal. A lo largo del cuaternario, el carbonato cálcico presente en el agua se iría depositando sobre los tallos de las plantas que crecían en las márgenes y el interior del río: cuando estas morían desaparecía el vegetal, pero el carbonato cálcico había hecho ya un molde perfecto y se mantenía firme. Esto explica el carácter extremadamente poroso de estos pedruscos y el moldeado perfecto que aparece en ellos de estas antiguas plantas. Ocasionalmente pueden observarse  restos de carbón, originario precisamente de estos tallos y plantas que se mineralizaron y no llegaron a desaparecer del todo. En cualquier caso, la presencia de estas tobas es muestra de la importancia del caudal del Marco durante toda la prehistoria, su vegetación de ribera, y las posibilidades de supervivencia que este ecosistema ofrecía para los antiguos asentamientos humanos del Paleolítico en nuestra comarca. 

USOS: Aunque muy usada en otros lugares en construcción por su porosidad y poco peso, la toba caliza ha sido utilizada ocasionalmente como material de construcción en las cercanías de la ribera del Marco. Los muros de Fuentefría, por ejemplo, lucen estas rocas en forma de pequeños sillares.

LUGARES DE INTERÉS: Prácticamente la observación de esta roca se reduce a Fuentefría. Aunque también se puede encontrar de forma mucho más localizada en algunas zonas del Calerizo y el nuevo Cáceres, asentándose sobre el lapiaz de la caliza más antigua y en aquellos lugares donde ha podido haber corrientes de agua lo suficientemente importantes como para depositar este carbonato cálcico disuelto.
       EXTENSIÓN: muy localizada.

Sem comentários:

Enviar um comentário