domingo, 26 de agosto de 2012

RANAS PATILARGAS JÓVENES EN EL PIORNAL

 La rana, en su ambiente típico, vegetación cercana a los remansos de agua más tranquilos de los arroyos de montaña. Aquí tiene la gentileza de mostrarnos uno de sus aspectos característicos: el antifaz negro del tímpano.

La rana patilarga posando para el GP. Nadie se piense que las ranas están así sobre la roca esperando las cámaras. Tiempo nos costó cazarla, y un buen resbalón sobre el granito.

       El verano ha dado para bastantes cosas y entre ellas, encontrarnos con estos pequeños ejemplares de la rana patilarga (Rana iberica). Era mediados de agosto y a cualquier fuente, charca o corriente que acudamos, nos encontramos con multitud de pequeños anfibios salidos de su fase larvaria. En esta ocasión, la visita del GP al Calderón, en Piornal, se vio recompensada con el hallazgo de este anfibio relativamente poco frecuente en la geografía extremeña. La rana patilarga es un tipo de rana roja, común en los países europeos y el norte de España, pero más pequeña que sus parientes europeos. En nuestra provincia solo aparece en los sistemas montañosos, siendo más frecuente en el Sistema Central. Así que a 1000 metros de altura, con agua bien fresquita y limpia recién llegada de las fuentes de Peña Negra, esta rana se siente a las mil maravillas.
    Por estas características, nuestra rana es también un indicador medioambiental. Las aguas más polucionadas y menos frías son ocupadas por su competidora, la rana común, que es más abundante incluso en el Piornal. Para distinguir a una de otra el GP se ha basado en la distinción típica del antifaz en el ojo, arrancando de las fosas nasales hasta superar el tímpano.  Lar rana común no posee esa característica y por contra, sí posee la típica línea dorsal verdosa a su espalda.
     En cualquier caso, ha sido un placer conocerlas y hemos quedado para tomar café y unas moscas de río el próximo verano, si el río tiene caudal para ello y no se lo chupan todo los regantes piornalegos, cosa que no es infrecuente.  
 
Proximidades del Calderón, en el Piornal, donde conocimos a estas simpáticas ranas, y del que hablaremos en próximos posts.  

Sem comentários:

Publicar um comentário