sábado, 4 de maio de 2013

DE VISITA AL... RÍO ERJAS (TAJO INTERNACIONAL)



 El río Eljas desde el puente de Segura. Una magnífica línea divisoria entre los dos países hermanados en este paisaje.

El río Eljas en un estrechamiento de su cauce, desde la parte portuguesa. A los pies de Alfredo se levantan tamujares, muy abundantes en esta zona.

Alfredo buscando buitres leonados en la cantera abandonada de Alcántara, un extraño lugar donde el abandono humano ha permitido que la naturaleza retome posiciones. 
      El pasado día 1 de mayo el G.P. tuvo la gran suerte de visitar uno de nuestros mejores parajes naturales de nuestra provincia, el parque del Tajo internacional. Pero lo que realmente hacía única nuestra primera incursión en esa zona era la compañía. Acompañado de Alfredo y Blanca, no se me podía ocurrir mejores guías para la zona. Para quien no lo sepa (aunque algún lector del blog sí lo sabe) Alfredo Anega es uno de los máximos especialistas en el parque (y también uno de sus fundadores) y dejó al G.P. boquiabierto con el conocimiento pormenorizado de la zona. Armado con su equipo, nos permitió observar águilas, buitres leonados y cigüeñas negras como si se tratasen de nuestros vecinos más cercanos, abriendo una ventana indiscreta a sus nidos y posaderos desde la mirilla de su telescopio. No es por nada que Alfredo sea uno de los padres fundadores del parque y de sus principales defensores.  El GP estaba oscilando entre morirse de la envidia por tantas cosas desconocidas para él o de la emoción de los niños pequeños al descubrir un regalo nuevo. Y es que cuando casi sientes las alas de una cigüeña negra en el cañón del Eljas o nos perdemos en los escombros de la mina "La Paloma", buscando minerales de distintos tipos, uno tiene la sensación de estar disfrutando del presente como tiene que ser. Ya se puede estar cayendo el mundo que ese momento se mantendrá en la memoria de uno... que le guste estan cosas, naturalmente.

 Molinos a ambos lados del río Eljas (Salvaterra do Extremo).
 Un uso bastante peculiar de la tradición del azulejo en Portugal.
  La amiga Blanca contemplando cochineras abandonadas en Salvaterra do Extremo.

Sem comentários:

Publicar um comentário