domingo, 20 de março de 2016

HABEMUS OPHRYS

Ophrys tethendiniphera, la planta al completo.
     Ya a finales de febrero nos encontramos las primeras Orchis champagneuxii por la zona de la Sierrilla, haciéndose un hueco azulado entre los matojos de estepa blanca y otros arbusbos espinosos. Entonces el GP se convenció que esta primavera convenía pasarse por toda la zona en busca de orquídeas:  la cosa apuntaba bien para encontrar estas flores esta temporada, y ya no las orquídeas champagneuxii, siempre presentes y agradecidas en Aguas Vivas, sino otras especies, como las Ophrys t., Serapia lingua o más singularmente, la Orchis papilonacea, rarísima de encontrar por esta zona.
      Así que cuando hemos vuelto en el comienzo de estas vacaciones nos hemos encontrado (como era de esperar) una auténtica legión de Orchis Champagneuxii, con distintas tonalidades, en grandes grupos y colonizando lugares hostiles (casi salen al lado del asfalto de carretera). Conviene destacar que aunque en Aguas Vivas es una flor muy común y abundante, encontrándose en toda la zona (Sierrilla, Olivar de los frailes, depósito de agua...), esta proliferación el GP no la ha visto en el Portanchito o la Montaña, donde tan solo se ve algún que otro ejemplar perdido. 
     Pero eso era naturalmente "lo esperable"; había que investigar si había alguna cosa más interesante, como las orquídeas "avispas" o Ophrys. Hacía un par de años que apenas las veíamos en la sierra de Aguas Vivas; el año pasado tan solo unos pocos ejemplares algo pasados ya. Tal vez una mezcla de mala suerte y de un invierno sin lluvias hizo que el lugar favorito para su observación por parte del G.P., el descenso de la cañada del Casar, estuviese completamente vacío de esta magnífica planta. 
Orchis champagneuxii
Y sin embargo, esta primavera aparecen a patadas en un pequeño espacio que no rebasa unos veinte o treinta metros y que resulta difícil de identificar para aquel que no sepa de su situación exacta. Por dar alguna pista, esta colonia de decenas de ejemplares está situada justo por debajo de una gran tapia, apro
Tan abundante en Aguas Vivas como escasa en el Portanchito.
vechando su umbría, a la altura de una bifurcación de la cañada señalada por un gran letrero orientativo de los llanos de Cáceres (curiosamente, nada habla de las orquídeas). Allí el buscador de orquídeas podrá saciar su apetito de Ophrys T. Por supuesto, hay más lugares donde encontrar esta orquídea: en la sierra de Aguas Vivas se instala preferentemente al lado de muros de piedra semiderruidos y es relativamente fácil llegar a verla prácticamente desde la bicicleta o andando por los caminos. Del lado del Calerizo, hacia la cantera María Antonia, también existe la posibilidad de reconocerla. Esta especie de Ophrys de nombre tan impronunciable es posiblemente la más abundante de su género por la comarca, aunque "abundante" hablando de orquídeas es siempre un decir; digamos simplemente que no es tan difícil de localizar como otras...
El lugar donde disfrutar de estas super-flores. No se pueden dañar ni recolectar, of course.

Sem comentários:

Publicar um comentário