sexta-feira, 27 de maio de 2011

VERDERONES EN LAS JOSEFINAS

Nuestro amigo en plena efervescencia musical.

¿Cómo reconocer a nuestro amigo? Basta contemplar la anchura de su pico para
disolver cualquier tipo de dudas. Los lúganos, algo parecidos a nuestro pájaro, nos visitan
en invierno, mientras que los verderones es más fácil verlos desde la primavera.

          Echando un vistazo a nuestro archivo fotográfico primaveral, el G.P. rescató del olvido este par de imágenes dedicadas a nuestros amigos verderones. Era un momento en el que el sufrido G.P. iba como todos los días a dar clase, cuando el canto del verderón irrumpió en la monotonía cotidiana. Subido a los cipreses más altos del colegio, allí andaba un verderón en su típica parafernalia cantarina de comienzos de primavera. Este año, por cierto, han sido muy abundantes estos pájaros. Ahora con el calor de mayo y las obligaciones del nido se ven algo menos, aunque ahí están, siempre dispuestos a dar la nota en cuanto les dejemos.

Sem comentários:

Publicar um comentário