segunda-feira, 3 de setembro de 2012

CHAMPIÑONES AMARILLEANTES EN EL PARQUE DEL PRÍNCIPE


 
Juan mostando una seta de chopo reseca,
lista para convertirse en un barquito.
       Las temperaturas moderadas de finales de agosto y un césped regado en abundancia han permitido al G.P. contemplar la primera eclosión de setas otoñales en el parque del Príncipe, nuestro lugar predilecto para observar biodiversidad urbana. Estas setas son los champiñones amarilleantes, o Agaricus xanthoderma,  una especie muy común en los parques de nuestra ciudad y que puede aparecer en cualquier lugar cubierto de césped o grama. El reconocimiento de estas setas no es demasiado complicado: basta frotar con los dedos la parte externa del sombrero para que amarillee en pocos segundos. Si nos queda alguna duda, cortamos la base e igualmente cambiará de color en breve (aunque nos cargamos la pobre seta). A diferencia de otras deliciosas especies de la famila de los champiñones, el amarilleante ha demostrado ser un hongo tóxico que nos regala un buen dolor de barriga si nos atrevemos a comerlo y padecemos de un estómago delicado. Afortunadamente, el color amarillo y el olor son dos buenos indicativos para no confudirlos con champiñones comestibles como la bola de nieve o el champiñón silvestre.
     Los ejemplares que encontramos aparecían en grupos y eran jóvenes: todavía no habían desplegado su sombrero, como cualquier buen champiñón que se precie suele hacer, pero estas setas de parques no suelen tener la suerte de morir de pochas. Habitualmente acaban desbrozadas por la cortadora de césped o destruidas por los niños (y Juan no es una excepción: usa las setas como barquitos flotantes en el agua del canal).  Triste destino, como vemos, el de estas setas. Afortunadamente son tan prolíficas que no nos quedaremos sin champiñones tan fácilmente en nuestros parques.
 
Alguien había recolectado un gran número de setas antes de llegar nosotros.
 
Un conjunto de champiñones, creciendo sobre la raíz de un fresno. El cuarteamiento del sombrero muestra la presencia de calor en estos días de septiembre.
 

Sem comentários:

Publicar um comentário