sexta-feira, 1 de abril de 2016

PAPILIONACEAS PELIGROSAS: GARBANCILLOS DEL PORTANCHITO

Habas diabólicas creciendo en el camino
En la subida en vacaciones al Portanchito el GP se encontró con algunas curiosidades. Sí, vimos todavía un buen puñado de narcisos pálidos en floración, justo bajo los soberbios pinos piñoneros que coronan la cima del monte. Y también pudimos ver, entre los arbustos de estepa blanca algún que otro ejemplar de orquídea Or. champaneuxii, presente por lo que parece por toda la sierra de la Mosca. Pero sobre todo llamaron la atención del GP unas peludas leguminosas, de aspecto casi arbustivo, que crecían al pie del camino. No es que nunca las hayamos visto, pero tampoco son las más extendidas por los montes. Se trata de las habas del diablo (Astragalus lusitanicus), siempre y cuando el GP no meta la pataza, como últimamente hace cada vez que toca cuestiones botánicas. El Astragalus lusitanicus es una planta muy buscada hoy en día por los pobres estudiantes de veterinaria que tienen que preparar sus herbarios con gramíneas y leguminosas tóxicas para el ganado. 
Típica disposición dividida de hojas de leguminosas. Algo "peludas".
Flores blancas en racimo, también típicas de la especie.
    Los animales -las cabras, las vacas, las ovejas son algo más lerdas en estas cuestiones- habitualmente conocen su toxicidad y las evitan, pero a pesar de eso, los ganaderos suelen tener libres sus pastos de este tipo de leguminosas, por si las moscas. Quizás por eso tengamos que subirnos hasta lo alto del Portanchito para poder disfrutar del considerable porte de esta leguminosa -mayor que el otros de su familia- y sus racimos de flores, pero indudablemente deben aparecer en otras partes no frecuentadas por el ganado. Al GP por su porte y el lugar donde la encontró -en el mismo borde del camino de cemento del Portanchito-  le hizo pensar momentáneamente hasta en una acacia pequeña, pero tiene demasiado follaje y flores en él. Es una planta que por otro lado, está bastante extendida por ese cerro.

Sem comentários:

Publicar um comentário