quinta-feira, 22 de Abril de 2010

FLORES DE PRIMAVERA: LAS BORRAJAS




Una señora abeja se está dando el atracón de borraja al tiempo que ayuda a estas flores a reproducirse con la polinización. Esta representa una de las simbiosis más perfectas que existen en el mundo de la naturaleza y que existe desde la época del cretácico, hace más de 65 millones de años.

Presentamos aquí una de las plantas favoritas del autor durante la primavera. A pesar de su aspecto peludo, las borrajas presentan un hermoso porte y unas llamativas flores azules claras, que hacen las delicias del fotógrafo. Como es propio de la familia de las borragináceas -como la más común viborera- estas plantas utilizan estos pelos como forma de defensa y por lo tanto no es recomendable cogerlos con la mano, aunque no produzcan una urticaria tan fuerte como las hortigas. A pesar de ello, esta planta presenta al parecer propiedades medicinales bastante interesantes. 

Como decíamos, esta planta no es tan común como la viborera, aunque puede aparecer en muchos sitios. Aquí en Cáceres hay unas hermosísimas matas en la puerta del tanatorio -no me pregunten por qué-, aunque las que presentamos aquí fueron tomadas del parque del Príncipe. Las diferencias con su prima son bastante sencillas: la viborera no presenta un porte tan ancho y su flor es más oscura, aparte de que esta mucho más abundante.

 Viboreras o chupaperros, al lado de las borrajas.

2 comentários:

  1. Ya he contestado a tu comentario en mi blog.
    Me gustaría que me mandaras tu dirección de e-mail, la mía está en el perfil del blog.
    Gracias.
    Besos a Juan.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué colores! ¡Qué pinchos (por más que sean pelos parecen espinitas)! ¡Qué bichos!
    ¡Qué belleza cómo contrasta el azul con la piedra clara del fondo!
    Salud

    ResponderEliminar