terça-feira, 14 de janeiro de 2014

PIE AZUL: SETAS FUERA DE TEMPORADA EN EL PARQUE DEL PRÍNCIPE

     Quien dijese que la temporada de setas acababa en noviembre se había olvidado de esta fantástica seta: el pie azul (Lepista nuda). No solo por su presencia y hermosura, sino también porque es una seta digna de ser consumida según los expertos, y ciertamente una de las pocas que pueden encontrarse en pleno mes de enero en la dehesa. El G.P. la vio hace un par de años por decenas en la dehesa del Junquillo, al pie de las encinas. Y este año del 2014 la hemos encontrado mucho más cerquita de casa, en el parque del Príncipe y nuevamente sobre el mantillo abundante de hojas de encina. Es una seta relativamente fácil de reconocer sobre todo porque suele ser la única del momento, y por lo tanto permite salvar confusiones con otras especies parecidas (además todas las especies parecidas son más o menos comestibles). El sombrero y las láminas tiende a tonalidades púrpuras, más marcadas tanto en el pie como en el sombrero cuando es más joven. Este sombrero, al principio abombado o acampanado, tiende a desplegarse conforme el hongo va madurando, llegando incluso a veces a deprimirse en el centro cuando queda extendido del todo. 
A pesar de la estación, no es ni mucho menos la única seta que encontramos en este rincón del parque. A un par de metros había unos fabulosos ejemplares de setas similares al gonfidio mucoso. Y poco más abajo, aún se veían ejemplares de seta pipa, yesqueros y alguna senderuela.

Este rincón del parque está situado en su extremo sur. Al contar con gran cantidad de arbustos y fagáceas y un abundante mantillo, nos permite fácilmente encontrar distintos tipos de setas propias de parques, lignícolas, de prados y de dehesa en un espacio muy reducido.
 

Sem comentários:

Publicar um comentário