domingo, 19 de janeiro de 2014

DE VISITA A... LAS VIEJAS CANTERAS DEL CERES GOLF

     
Aspecto de la cantera desde lo alto del cerro y con Cáceres de fondo. A lo lejos por la izquierda se divisa la altiva torre de Mina Esmeralda.

     El lado sur de Cáceres era la parte que le faltaba al G.P. por explorar más detenidamente en términos mineros. Como si de un pequeño reino medieval en miniatura se tratase, subía a las lomas de Aldea Moret, y mirando hacia las colinas del sur todo aquello eran Sunt Leones, como decían los latinos antiguos cuando hablaban de la lejana África... Quitando el cerro Romanos, todo aquello era desconocido. Desde hacía cuatro años que apenas visitábamos toda la zona en condiciones: bicicleta rota, cazadores durante todo el otoño e invierno... 

Después, nuestro gen posesivo y la manía privatizadora humana, poniendo cercas, vallas y setos a todo aquello que le pertenece, hacía que la investigación se demorase más y más tiempo... hasta que al final arrancamos el coche y nos fuimos a la urbanización Ceres Golf, siguiendo hasta el infinito y más allá, como dice el pequeño Juan. Hasta el infinito no llegamos, pero sí hasta el desvencijado hotel Ceres Golf. Si alguien quiere ver rastros de la crisis, vayan a verlo. Han bastado nueve meses para que el abandono se haya hecho con todo aquella extensión de terreno urbanizado. Los jardines descuidados, puertas con candados mostrando amplias salas vacías, pillaje en las puertas traseras, un lugar perfecto para un squat, en definitiva... Y uno piensa en qué fallo de previsión, racionalidad, mala suerte, o lo que haya sido ha permitido que estos edificios queden arruinados en poco tiempo y con ellos por supuesto, los trabajos de los veinte empleados en el lugar... el sueño del golf, el ladrillo y todo lo demás atragantaron definitivamente al hotel en el quinto año de la crisis. 
      Pero el GP no iba de hotel de golf, sino a buscar piedras, y en un llamativo olfato pedrusquero se adentró por las traseras del hotel hasta que maravillado, se encontró con lo que parecía una antigua cantera. Como ocurre en estos casos, al GP le empieza a fallar la respiración de la emoción contenida y acaba aclamando a los Dioses por su buena suerte.  
     Lo que parecía una cantera en realidad resultó ser, como en otras ocasiones, una explotación más de fosfatos de las muchas que se habían desarrollado en Cáceres durante el periodo de actividad minera de Aldea Moret. En este caso la explotación había propiciado la apertura de una galería profunda sobre el terreno que como casi siempre, estaba sin señalizar. Pero no éramos capaces de reconocer fácilmente la fosforita típica, y sí veíamos muchas piedras y rocas que escapaban a nuestro reconocimiento habitual. Investigando posteriormente, descubrimos en FMF, el foro mineral, que el infatigable Cristalino había andado por toda la zona, en otros yacimientos de las Camellas, y que había encontrado gran cantidad de fosfatos en formas particulares de wavellita, apatito y dahlita y con paragénesis añadidas de otros minerales más raros y difíciles de precisar.  
     Desde nuestra opinión, el afloramiento rocoso corresponde al punto de encuentro de los estratos de cuarcitas silúricas y devónicas con las rocas volcánicas cacereñas, fundamentalmente, rocas piroclásticas y tuffs riolíticos (siguiendo las indicaciones del IGME y los viejos artículos de Correztgé sobre el tema en cuestión). Sin embargo, el mapa del IGME no deja nada claro el tema y las rocas volcánicas las coloca en otros lugares. En cualquier caso, se trata de rocas de texturas muy interesantes que el G.P. no ha visto en ningún otro lugar del sinclinal. Y aunque poco conocedor de las rocas volcánicas, sí reconoce bien todas las demás y no sabría colocarlas en ningún lugar. 
      En conjunto podríamos definirlas como rocas afaníticas (de grano muy fino), de aspecto masivo y que alternan con formas más pizarrosas muy claras, de apariencia caolinítica. Estas rocas afaníticas son muy porosas, con numerosas vacuolas, y oscilan de colores blanquecinos y pardos a otros completamente oscuros. Habitualmente estas vacuolas están recubiertas de calcedonia o cuarzo globuloso. Y si a veces pueden ser reconocibles la fosforita y el fluorapatito por la coloración verde-azulada, en otras ocasiones toman aspecto brechoide cuando encontramos inclusiones de otros sedimentos como pizarras y cuarcitas. 
     En muchos lugares de contacto entre la cuarcita y estas rocas volcánicas se forman abundantes grietas y fracturas que han sido rellenadas con cuarzo, calcedonia y wavelita. Acompañan minerales oscuros que han rellenado las vacuolas: sustancias de aspecto carbonoso que nos permitiría escribir con ellas. A veces forman grandes cristales hexagonales, que podrían tener la apariencia de augita. En fin, nuestro estudio no es concluyente y está llena de lagunas que intentaremos solucionar con sucesivas visitas al lugar... 
      La presencia de fosfato no es algo novedoso en toda la zona. Ya hemos comentado que la fosforita no se presenta exclusivamente en el entorno calizo-dolomítico, sino que está presente en numerosos filones e intrusiones que muy posiblemente tengan como origen el batolito de Cabeza de Araya, rico en fósforo y flúor. Precisamente esta zona, con fallas y con numerosas fracturas en las rocas que la conforman, ha posibilitado que estos fosfatos se hayan movilizado o formado después. Esto explicaría, por ejemplo la extraordinaria abundancia de un mineral como la wavellita, de formación típicamente hidrotermal, y que habría rellenado abundantemente todas estas cavidades y huecos, junto con el cuarzo.
      En definitiva, y haciendo revisión: encontramos rocas de supuesto origen volcánico (tobas y piroclásticos), acompañando a la cuarcita silúrica-devónica, y entre la paragénesis presente destacamos: dahlita, fluorapatito, wavelita, calcedonia y minerales oscuros no identificados. La zona está cubierta por abundante vegetación de alcornocal, bastante descuidada y sin podar, acompañado de retama blanca. La jara hace su aparición en la superficie abandonada de la cantera. Dentro de los hongos, destacamos la abundancia de la senderuela, muy presente todavía en el mes de enero, que ha alternado lluvias con días de sol.
Fracturas en la cuarcita rellenadas profusamente por cuarzo-wavelita.
Escombreras muy ricas en wavellita.
 Ejemplares de formaciones rocosas con dicho mineral: material de relleno de grietas que son cubiertas de finas capas de este fosfato de aluminio.



Bloques cuarcíticos con grandes dendritas.





Las lacarias se hacen muy abundantes en toda la zona, incluso en un tiempo tan avanzado como enero. La alternancia de días de lluvia y de sol propiciaban auténticas explosiones de este pequeño hongo, amante de terrenos removidos y con abundante humus.
 Algún ejemplar más. La wavelita, blanca o transparente, muestra también un típico color anaranjado en la superficie provocado por su contacto con arcillas o por meteorización.

4 comentários:

  1. Hola Angel!, ya veo que sigues pedrusqueando, no paras jejeje
    Una pequeña aclaración, este yacimiento de wavellitas fue descubierto ya hace unos años, aquí te dejo un enlace
    http://www.tuplaneta.es/foros/viewtopic.php?t=14002&postdays=0&postorder=asc&start=0&sid=c8e629bdfbc9656761d31857a28ddf09

    ResponderEliminar
  2. Ya me imagino... había muchas rocas removidas por toda la zona, y no precisamente de hace veinte años. Hasta pensé que tal vez habías sido tú... en fin. La verdad es que este yacimiento me deja extrañado, especialmente por los tipos de roca que hay allí, alternando con la cuarcita típica. A ver si dejo más fotos en la entrada.
    Por cierto, estaba elaborando un proyecto que se me ha escapado de las manos. Uno empieza a escribir, va sumando hojas y hojas y al final descubre que tiene casi un libro. No os interesaría intentar hacer entre varios una publicación sobre una guía de geología de la comarca de Cáceres? No para técnicos, sino para aficionados como nosotros, (que alternamos la foto de un mineral con la de una vaca, je je). Me encantaría mandarte lo que tengo escrito de historia natural y petrología a ver qué te parece. Por desgracia me tengo que hacer cuenta nueva en el Foro de minerales y no sé por qué pero desde mi ordenador siempre me cuesta mucho acceder allí (y he intentado subir fotos varias veces, sin éxito). En fin, intentaré hacértelo llegar...

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Hola Angel, cuenta conmigo para lo que necesites. Mi correo electrónico es fulg222@gmal.com
      No se si conoces a Luis Francisco, está registrado como miembro en este blog y fue el descubridor de este yacimiento de wavellitas y es el que seguramente más sabe de este y otros yacimientos cacereños. Desde aquí animo a Luis Francisco para que siga con sus investigaciones.
      Lo dicho, podéis contar conmigo, tú y Luis Francisco para lo que necesitéis, aunque yo tengo pocos conocimientos pero ayudaré en todo lo que pueda.
      Por cierto, es cierto que hay varias zonas removidas y estando en una de ellas mirando con la lupa algunas muestras, apareció a mi espalda una pareja de la guardia Civil, qué susto me pegué. Al final les expliqué lo que hacía allí y me comentaron que tuviera cuidado pues están robando continuamente y algún día me puedo llevar alguna desagradable sorpresa, así que la próxima vez que vuelva será acompañado por lo que si te acuerdas tú o Luis Francisco la próxima vez que vayáis alguno de los dos, me avisáis.
      Saludos pedrusqueros.

      Eliminar
  3. Contad con mi ayuda para lo que sea necesario. Os puedo contar todo lo que sé, tanto de minerales como de yacimientos. Os pfrezco mis minerales para lo que sea oportuno, fotografía, análisis etc etc.
    Estamos en contacto.

    ResponderEliminar