quarta-feira, 24 de dezembro de 2014

NÍSCALOS NAVIDEÑOS, OTOÑO CALIENTE




Lactarius Deliciosus. Según los expertos, un tipo de níscalo superior al L.Deliciosus, en cuestiones culinarias, es el sanguifluus, aunque verdee algo más. El GP da buena cuenta de los níscalos del campo de su familia.
Gotitas de la leche naranja, propia de los níscalos y buen indicador para evitar confusiones con otros lactarios similares, como el níscalo falso de la encina (de leche amarilla). Queda para otro año un reconocimiento pormenorizado de níscalos.

    ¿Quieren un buen indicador de temperatura para nuestrro otoño? Pues consulten a los hongos. El GP no había visto tal cantidad de setas a finales de diciembre (ya con el invierno entrado) como en este año, de la misma forma que nunca vio una explosión de setas semejante a la que vimos ya en la segunda semana de septiembre. En años anteriores, la temporada de setas quedaba reducida de la segunda mitad de octubre hasta las primeras semanas de diciembre. En navidad era habitual encontrarse con setas de temporada como el pie azul o los champiñones más resistentes. Sin embargo una seta como el níscalo, aunque aguante las primeras heladas, no resultaba tan común en esta época, al igual que algunos boletus que hemos visto estos días. En definitiva, la temporada de setas de este año ha comenzado al final del verano y ha aguantado hasta el comienzo del invierno. Casi cuatro meses enteros con setas hasta las orejas.


      La razón no es casual; según la AEMET, estamos ante el otoño más caluroso desde que se inició la serie en 1961, con un valor que supera una media de 2,4 grados a la temperatura media de esta época del año. Pero al mismo tiempo, ha sido un otoño generoso en lluvias. Humedad y calor, la síntesis perfecta para que las setas llenen nuestros montes, pero no solo ellas. Afluencia de níscalos en diciembre, campos resguardados con flores, falta de heladas,
 anfibios que se siguen viendo más de la cuenta… Y eso que la zona de Cáceres ha sido la que menos se ha separado de la media histórica, con tan solo un grado más de lo normal, pero disfrutando de un otoño en general húmedo. Indudablemente, nuestra época es una época de excesos climáticos, probable resultado de los excesos propios de los hombres. El futuro pinta ecológicamente muy desajustado e imprevisible, y el GP tiene la sensación de tener que disfrutar al máximo de determinados momentos como este otoño tan micológicamente activo. Vaya usted a saber lo que nos deparará el futuro.  
Selfie del GP. cuando busca setas en su campo.
 La ovejita del Belén les desea felices fiestas y feliz año.

Sem comentários:

Publicar um comentário