domingo, 1 de novembro de 2009

SALVAJADA EN TORREORGAZ

El pobre animal víctima de maltrato. Fue machacado a palos y también violado. Se lo encontraron por la mañana echando sangre por la boca y las partes genitales. Tradiciones salvajes, adolescentes alcoholizados, falta de sensibilidad o simplemente crueldad. Quién sabe.
.
Creíamos que al menos la crueldad hacia los animales había sido superada en la pequeña conciencia ecológica de la sociedad extremeña. Los quintos de Torreorgaz nos hacen ver de nuevo la mezquindad de un ser humano ignorante, aburrido y sobre todo cruel. Y lo peor de todo es que este tipo de actuaciones posiblemente sean mucho más habituales de lo que los medios de comunicación nos hacen ver. Nunca sabremos cuántos animales han tenido que sufrir por culpa de las fiestas de los quintos en nuestros pueblos.

Lo ocurrido en esta población nos hace pensar que aún hay que trabajar mucho en ese frente, desde la educación, las leyes y los medios de comunicación. Está claro que si no existe un mínimo respeto frente a los derechos de los animales, cualquier otro reto ecológico al que nos enfrentamos hoy en día, no tendrá nunca solución. Dicho de otra forma: si un individuo no siente cierta responsabilidad ante la naturaleza más cercana, difícilmente la va a tener con algo que no ve ni siente, como el cambio climático o la desertización.

Sem comentários:

Publicar um comentário