sexta-feira, 7 de fevereiro de 2014

SETAS A FINALES DE ENERO...

    Setas en invierno: algo que no es tan raro de encontrar. Quizás porque no esperamos encontrarlas en grandes cantidades, la gente no sale al campo a buscarlas. Y sin embargo, un buen puñado de especies pueden hacer su aparición en cualquier semana templada en mitad del invierno. Posiblemente, es más fácil encontrar estas setas en baldíos, pastizales o nuestros resguardados parques, que en otros lugares menos alterados por la mano del hombre.


Volvariella speciosa, una de las setas más abundantes del otoño, también está presente en los días cálidos del invierno. Estas las encontramos en los huertos próximos a la Ronda Norte en su paso por la sierrilla, cerca de Fuente Hinche.










Otra seta que podemos encontrar en prácticamente cualquier época del año: la seta de chopo. Su presencia en el parque del Príncipe se hace probable desde septiembre hasta junio, aunque con menos frecuencia en el invierno.
Pequeños "huevos" de Colus H., la seta más extraña de nuestros alrededores. Esta seta apareció ya en el otoño, pero siempre ha fructificado más en los meses de invierno, en su lugar habitual del parque del Príncipe.
Más Lepista nuda, la seta estrella del invierno. Esta vez, bajo los piñoneros del parque del Príncipe. Aquí muestran una preciosa coloración violácea muy brillante, que al madurar la seta tiende a perderse.
Scleroderma polyrhizum, una seta muy común en el otoño que encontramos solo en su fase última, cuando las esporas han desaparecido ya del interior del globo. Este ejemplar apareció en el parque del olivar de los frailes, en la zona más adehesada. 



Algún tipo de paneolo o bolbicio que escapa a nuestro conocimiento (pie demasiado gordo quizás). Sobre un pastizal, cercanías de Fuente Hinche. Al lado de estos hongos, aparecían también champiñones silvestres.

Sem comentários:

Publicar um comentário