sábado, 5 de outubro de 2013

SETAS Y SNOWDROPS: COMIENZA EL OTOÑO...

     
 Rúsulas del parque del Príncipe sobre la acícula de los pinos.
Un yesquero en activo desde mediados de julio en el parque del Príncipe.
 Setas de chopo sobre un antiguo tocón.

     El G.P. lo tiene muuuuy claro. En nuestra particular geografía cacereña, con un clima bien definido, las ocupaciones del observador de la naturaleza quedan claramente marcadas. La primavera -corta y temprana- es el momento idóneo para investigar las flores silvestres. El verano, cuando todo parece sucumbir al calor, es la estación perfecta para estudiar la naturaleza inerte, la geología y los minerales, ajenos al clima. Y el otoño -largo, porque puede incluir parte del invierno- es el momento culminante de las setas. Ciertamente, setas podemos encontrar durante buena parte del año, pero evidentemente, los meses de octubre a diciembre son los meses mágicos para salir al campo y ver qué se encuentra por ahí. 
    El G.P. apenas ha podido salir a ningún sitio. Pero basta mirar nuestros parques y darnos cuenta que la magia ha llegado por fin. Ya están aquí nuestras compañeras, las rúsulas, las setas de chopo -presentes desde principios de septiembre-, los champiñones, los yesqueros y los pedos de lobo. Incluso una posible Amanita phalloides ha aparecido ya en el amable césped del parque del príncipe. Todas ellas, una delicia para el amante de la naturaleza.

 La delicada snowdrop marca el comienzo del otoño y la recuperación del campo con las primeras lluvias. Estas florecillas no son muy comunes, pero donde aparecen, son abundantes. Subida al depósito de la sierrilla.
  

Sem comentários:

Publicar um comentário