terça-feira, 30 de novembro de 2010

MINERALES DE CÁCERES: CUARZOS CON LIMONITA.

Limonita recubriendo los cristales de cuarzo.
La forma del cristal todavía es reconocible bajo la limonita.

       El tiempo lluvioso y las obligaciones familiares nos empujan a enclaustrarnos en el cuartel de invierno, revisando fotos e información que hemos acumulado en meses más soleados. Así que hoy el G.P. muestra los hallazgos veraniegos que no ha tenido tiempo a clasificar hasta ahora. Decíamos en otras entradas que la trinchera del tren en la vía Cáceres-Plasencia nos había dejado numerosas sorpresas geológicas. No habíamos dedicado ni una sola línea a las pequeñas escombreras que rodean toda la urbanización Macondo y que tienen unos especímenes minerales bastante curiosos para los que se inician en los pedruscos.  
     En estas escombreras nos encontramos los materiales típicos del cierre del sinclinal: particularmente ricos en cuarcitas y en alargadas puntas de cuarzo. A esto hay que añadir la presencia de fosforita y minerales de hierro. La característica propia de estas puntas de cuarzo es su recristalización y la llamativa presencia de limonita que tiñe superficialmente los cristales o los  recubre por entero, como vemos en las fotografías.
    La limonita es un mineral pseudomórfico, originado por la transformación de otros minerales de hierro, (hematites, gohetita o pirita) así como también fósiles, y presenta un aspecto terroso con tonos ocres o amarillentos. Por lo general está presente en buena cantidad de rocas que nos rodean y pasa bastante desapercibida, pero por la forma como está presente en estos cuarzos, el G.P. se ha dado el gusto de colocarla aquí. 


A los cristales de cuarzo originales se le añadieron otros mucho más pequeños teñidos por impurezas, fundamentalmente limonita. Abundan bastante este tipo de ejemplares en estas escombreras.

Un ejemplar negruzco y desprendido de una cuarcita encajante.

Cuarzo bañado en chocolate con leche: eso fue lo que pensé yo cuando cogí esta pieza. Para comérsela.  

Sem comentários:

Publicar um comentário