sábado, 12 de setembro de 2009

S.O.S ALCORNOQUES DEL PORTANCHITO

Estando en laderas muy afectadas por la erosión de antiguas canteras, y posiblemente también afectados por "la seca" (una enfermedad fulminante en esta especie), las pertinaces sequías no ayudan en nada a estos árboles.
.
La larga sequía que atraviesa Extremadura tiene sus propios indicadores biológicos, y tristemente se hacen presentes en muchos lugares. Atravesando la ladera sur del Portanchito, la sequía se cobra estragos en los mismos alcornoques. No es raro encontrarnos auténticos esqueletos de alcornoques elevándose hacia lo alto y suplicando por agua. A pesar de encontrarnos alcornoques en forma arbustiva, los árboles adultos no pueden mantener su follaje y acaban haciéndose raquíticos.

Esta no es la única especie: las higueras y los frutales han perdido buena parte de la hoja de forma prematura como medio de aliviar la sequía, y al norte de Cáceres extensos robledales han tomado ya su forma otoñal. Es lamentable que en los medios de comunicación la sequía solo se mencione la falta de agua para los regantes o a la mala calidad de la misma para los consumidores (que es consecuencia de otro problema ecológico en nuestros embalses, la eutrofización). Naturalmente el impacto ecológico a más largo plazo que supone la sequía en nuestra masa forestal no es noticia porque no es algo inmediato y sus efectos pasan imperceptibles ante nuestros ojos. Pero no por ello debería dejar de preocuparnos: la salud de nuestros bosques a largo plazo será igual de importante que los problemas urgentes de los veranos excesivamente largos y cálidos que pueden acompañarnos.

Sem comentários:

Publicar um comentário