terça-feira, 14 de julho de 2009

FLORES DE VERANO: LA HIERBA DE SAN JUAN.


En el caluroso verano extremeño las flores son difíciles de ver. Tan solo unas pocas especies fuertes se atreven a abrir sus flores al estío. Una de las más características es la hierba de San Juan (hipericum perforatum, fam. hipericáceas), que florece entre junio y principios del otoño. Sin embargo, hemos observado que en otoños templados la hierba de san Juan se ha mantenido en lugares como Sierra de Fuentes hasta finales de noviembre. ¿Locuras del cambio climático o casualidades? Haría falta un estudio sistemático sobre los cambios en la floración de estas especies.
El campo de flores está en el valle de la ermita de Santa Lucía. Como fondo tenemos las minas de Aldea Moret y la chimenea de la mina de San Salvador. En este caso, el paso del regato permite que se den muchos ejemplares, pero esta agradecida especie nos regala sus flores casi en cualquier parte: cunetas, baldíos, dehesas... El porte de esta planta, alto y abierto en la copa, la hace además inconfundible con las demás especies.

Sem comentários:

Publicar um comentário